Categorías
Navidad

Cómo guardar un árbol de Navidad en 6 pasos

Guardar un árbol de Navidad, ¿por dónde empezar? El árbol de Navidad debe guardarse con mucho cuidado para que llegue al siguiente año en buenas condiciones, en este articulo os facilitaremos algunos trucos para guardar el árbol y otros adornos navideños.

Cómo guardar un árbol de Navidad

¿Cómo guardar un árbol de Navidad? Los árboles de Navidad artificiales son bastante grandes, deben instalarse y desmontarse todos los años y pueden ocupar bastante espacio en la bodega, aunque son muy duraderos, la manera de guardarse tiene bastante relación en su aspecto con el paso de los años.

Se aconseja que por lo menos una vez al año se saque el árbol de Navidad y se realice una limpieza para evitar la humedad. Después, tendrás que volver a colocarlo en su lugar.

¡Guarda tu árbol de manera incorrecta y terminarán las ramas dobladas, perderás algunas parte y cambiará el color! ¡Tu puedes evitar dañar este producto y proteger tu inversión! Para eso, sigue leyendo que ¡Aquí le mostramos cómo almacenar tu árbol de Navidad para mantenerlo en excelentes condiciones!

  1. Desarma.
    Quita todos los adornos y luces antes de guardarlo, parece sentido común pero algunas familias lo dejan todo montado para “ahorrar tiempo” pero esto es un gran error, incluso peligroso porque pueden ocurrir algunos cortocircuitos. Piensa en la inversión que existe para adquirir el árbol y que ahora está de tu parte mantenerla. ¡Sé inteligente!
  2. Limpieza profunda.
    Después destina por lo menos unas horas para limpiarlo con un paño húmedo, también puedes utilizar jabón y agua o una aspirado para eliminar todo el polvo. Siempre comienza de arriba hacia abajo, ya que el sucio que le quitarás llegará a la base. Déjalo al sol para que se seque, no necesita días, porque incluso los rayos pueden degastar el color.
  3. Pliega con cuidado.
    Antes de que puedas guardar tu árbol de Navidad en una caja, deberás doblarlo de forma correcta. Juntar todas las ramas puede dañar el árbol durante los muchos meses que estará guardado. Entonces, evita por toda costa hacerlo de una manera desesperada o sin mucha atención.

Todos sabemos que doblar un árbol artificial puede ser una experiencia que demande mucha paciencia si no tienes la habilidad, pero vale la pena tomarse el tiempo. ¡Y además, doblarlo correctamente te dará una segunda oportunidad para asegurarte de haber quitado todos los adornos!

  1. Envuelve el árbol
    Tienes que considerar que cuando guardas tu árbol es probable que estés en un garaje, sótano o cobertizo, donde las temperaturas pueden fluctuar y haber mucha humedad, por eso, lo mejor es adquirir una cubierta de árbol artificial o conseguir un paño blanco para envolverlo muy bien, es un paso muy sencillo que te ayudará mucho a que tu árbol dure.
  2. Pon el árbol en una caja o funda
    Intenta siempre ser amable con tu árbol y si volver a colocarlo en su caja original es demasiado difícil, entonces puedes comprar una bolsa de plástico para árboles más grande o una caja. No luches tanto presionándolo para que se quede adentro. Hay algunas bolsas para árboles resistentes, pero para máxima seguridad usa una caja, ya que al guardarlo en una bodega podrás resistir el peso de otras cajas y tal vez, algunos golpes que ocurran en procesos de mudanza.
  3. Presta atención sobre qué sitio destinas
    Para estar muy cuidado durante todo el año, no lo coloques en un lugar donde se pueda caer muy fácil o que alguien más lo derribe. La ubicación ideal es a lo horizontal y recostado en una pared. Tampoco querrás almacenar la caja de su árbol junto a la luz del sol, la humedad o las corrientes de aire, entonces lo mejor es que evites eso.
Árbol de navidad en caja

Conclusión:
Realiza estos pasos con mucha paciencia y dedicación. Si sigues estos sencillos consejos para guardar tu árbol de Navidad, el año que viene, cuando vayas a desempacarlo, ¡se verá tan bien como ahora!

Ideas prácticas que ayudan

guardar el árbol de navidad en funda
Guardar el árbol de navidad en tubo

Pasos para guardar un árbol de Navidad artificial

  1. Lógicamente, lo primero que tienes que hacer antes de guardar el árbol es quitarle todos los adornos y guardarlos cada uno de la manera más recomendable según su tamaño, material, etc.
  2. Lo más habitual es que los árboles artificiales vengan en varias piezas, 2-3 al menos, así que separa todas las piezas que tenga.
  3. Pliega una por una todas las ramas del árbol, hacia el centro, para que quede bien recogido. Hazlo con todas las piezas que tengan ramas.
  4. Si no aguantan pegadas al centro puedes sujetarlas con un elástico o bien atarlas con un cordel, así estarán más protegidas y no se te soltarán cuando lo vayas a guardar.
  5. Quita la base del árbol, si es que va por separado.
  6. Envuelve el árbol en plástico de burbujas o goma espuma, para que quede mucho más protegido y no pueda dañarse si recibe algún golpe durante su traslado.
  7. En los extremos de cada parte del árbol puedes poner una bolsa de plástico, así también quedan protegidos. Si no tienes ninguna de ese tamaño, puedes utilizar varias pequeñas juntas para enroscarlo.
  8. Mete el árbol en una caja de cartón y asegura con cinta de precintar para que no pueda entrar suciedad ni ningún bicho al interior.
  9. Por último, guarda la caja en un lugar en el que no haya humedad, sería muy desagradable ir a abrirlo el próximo año y encontrarlo estropeado. Debe ser un lugar fresco y seco.

Limpia los adornos de navideños: como ya os hemos explicado en como limpiar el árbol de navidad y los adornos, con una bayeta elimina el polvo de todos los adornos con los que has adornado tu casa . Posteriormente, envuelve cada uno en su envoltorio original, en papel de periódico o con plástico de burbujas, en el caso de los adornos más frágiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *